Es necesario reparar goteras en el techo porque la humedad del exterior llega al interior de nuestra vivienda por una mala impermeabilización de la azotea. Si quieres arreglar goteras y  evitar un problema mayor, sigue estos pasos para eliminar goteras en el techo

  • Primeramente debemos de limpiar nuestra azotea o tejado de cualquier residuo, es decir, limpiar la azotea o tejado de basura, hojas de árbol, algunos deshechos de construcción, etc.
  • Cuando la azotea o tejado estén limpios, debemos de impermeabilizar el techo. La capa de impermeabilización debe aplicarse uniformemente en la azotea o tejado. No deben quedar grumos ni zonas sin tratar para arreglar goteras y reparar humedades en techo definitivamente. Lo más recomendable es que un experto haga esa tarea.
  • Algunas personas recomiendan que al impermeabilizar se debe colocar una especie de rejilla sobre la capa de impermeabilización. La idea es evitar que la basura o residuos se queden pegados sobre la impermeabilización y sea necesario entonces impermeabilizar la azotea o tejado nuevamente para eliminar goteras en el techo.
  • Si tenemos tejado, la solución para reparar goteras en el techo es el reacomodo de las tejas. De esta forma se evitará que se traspase líquido hacia el concreto sin protección alguna. No obstante, lo mejor para arreglar goteras y eliminar goteras en el techo definitivamente es impermeabilizar esta superficie. Una vez que la impermeabilización haya concluido, se puede colocar las tejas sobre el tejado.

A continuación te decimos cómo puedes impermeabilizar tu hogar con una mezcla hecha en casa, obteniendo resultados perfectos. Las cantidades son para impermeabilizar 6 metros cuadrados.

Toma en cuenta que antes de iniciar la impermeabilización, debes estar seguro de que no haya goteras. Si este fuera el caso, primero debes aplicar una capa de cemento fino, lo que los albañiles llaman una «lechada», si es necesario aplica una doble capa. Deja secar bien y después sigue con el proceso para impermeabilizar.

Para este trabajo necesitas:

• 1kg de jabón de pasta blanco

• 1kg de alumbre (es un doble compuesto a base de sulfato de un metal como el aluminio y metal monovalente que se consigue en ferreterías)

• 10 litros de agua

• Una brocha ancha y de mango largo

• Cubeta

• Escoba

• Guantes de hule

Procedimiento:

1.- Barre muy bien el área a impermeabilizar quitando todo el polvo y basura.

2.- Agrega el jabón junto con 5 litros de agua en la cubeta hasta que se disuelva completamente. Una vez disuelto el jabón, calienta el agua a fuego medio para que no haga espuma.

3.- Ponte los guantes y con la brocha aplica, como si pintaras, la mezcla caliente de la cubeta por toda el área. No pises las áreas donde ya la aplicaste.

4.- Deja que la mezcla seque en la zona aplicada por un día completo para que se endurezca, después repite el mismo procedimiento 3 veces más calentándola nuevamente cada vez que la utilices.

5.- Una vez que la mezcla de agua y jabón esté dura, disuelve el alumbre en los otros 5 litros de agua y con la brocha aplica dos veces por toda el área. Deja secar muy bien la primera aplicación antes de aplicar la segunda mano.

6.-  Una vez que haya secado por completo, puedes caminar sobre ella sin problemas, pues la impermeabilización estará lista.

Es un material que tiene propiedades protectoras contra el paso del agua y la formación de humedad en los techos y paredes. Su función principal es prolongar la vida útil de cualquier construcción. Cuando hablamos de impermeabilizar nos referimos a la aplicación de este producto sobre la construcción que tiene contacto con el agua y humedad 

En las casas y toda la industria de la construcción la aplicación de impermeabilizantes y selladores es fundamental para el mantenimiento. Estos compuestos químicos protegen de la humedad materiales como el cemento, concreto, hormigón, ladrillo, yeso, granito, mármoles artificiales, estructuras metálicas, también resguardan contra el óxido y la corrosión.

Al impermeabilizar cualquier construcción se protege contra la intemperie, el sol, el aire y la lluvia, así como del deterioro natural que sufre por el paso del tiempo. Además, mantienen los lugares y ambientes libres de moho y humedad.

En el mercado de impermeabilizantes y selladores existen innovadoras y avanzadas soluciones. Los fabricados con base en poliuretano se recomiendan para obras civiles, porque reducen el costo de mantenimiento y reparaciones; su resistencia y durabilidad aumentan al añadirle a la aplicación una malla protectora.

Además, este compuesto se puede aplicar sin necesidad de utilizar algún recubrimiento. La principal ventaja de los impermeabilizantes de poliuretano es su flexibilidad.

También existe la oferta de impermeabilizantes denominados “inteligentes”, debido a que no requieren de la tela de refuerzo ofreciendo una tecnología molecular que los adapta a cualquier superficie, dándoles gran resistencia a la tensión, pueden ser diluidos sin perder sus características.