¿Sabías que el refrigerador es uno de los electrodomésticos que más energía consume a lo largo del año? Ésto se debe a que está en funcionamiento las 24 horas de los 365 días del año. Si además las puertas no cierran herméticamente, puede incrementarse (y mucho) el recibo de la factura eléctrica. No te pierdas estos

 Trucos para reparar la goma de la puerta del refrigerador y reducir así su consumo.

Entre las claves y trucos para ahorrar consumo eléctrico en el hogar, el refrigerador ocupa un puesto muy importante. Independientemente de su calificación energética, si la puerta de tu frigorífico no cierra bien se producirán pérdidas de frío que obligarán al motor a estar continuamente en funcionamiento para mantener la temperatura interna. Cuanto más trabaje el motor, más kilowatios consumirá y peor será el disgusto cuando te llegué la factura eléctrica.

Con el tiempo y la de veces que abrimos y cerramos el refrigerador es fácil que la goma o burlete que rodea la puerta se vaya deteriorando y acabe no cerrando bien, sobretodo por las esquinas. Para comprobar si la puerta cierra herméticamente solo tienes que colocar un papel entre la goma y el refrigerador, si puedes sacar el papel fácilmente estando la puerta cerrada necesitará un ajuste.

El truco que utilizan los técnicos para mantener la goma en buen estado y recuperar su forma original es utilizar vaselina pura (de venta en farmacias ). La vaselina es un buen nutriente para el caucho pero es muy importante que sea vaselina pura y esté libre de otros componentes y aditivos que puedan dañar aún más la goma.

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *
You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Comments

comments

Powered by Facebook Comments